Smart City Lab

Facultad de Ingeniería
Universidad de Santiago de Chile

Qué son las ciudades inteligentes

Toda ciudad está constituida por un cuerpo físico (infraestructuras de energía y transporte, tecnologías de comunicación, aspectos operativos, etc.), por el conjunto de aspectos sociales (capital humano, cultura, gobernanza, etc.) que junto a la información que emerge de ella, le permite operar y de esta manera desarrollar las funciones propias de una urbe. Ante el crecimiento de la ciudad, esta información aumenta también en cantidad, estableciéndose relaciones cada vez más complejas que contienen aspectos relevantes para el desarrollo de las ciudades.

Hace algunas décadas, un habitante de Santiago de Chile contaba con un manejo de la información sobre los servicios existentes la ciudad que era suficientemente completo para tomar decisiones altamente eficientes; sin embargo, hoy en día es muy poco probable que un habitante tenga la suficiente información para decidir de forma efectiva sobre acciones eficientes en cuanto a transporte, comercio y servicios. Esto se debe, por una parte, al crecimiento en magnitud de la oferta de la ciudad, pero también a que las formas de uso de la ciudad por parte de los habitantes se han vuelto más diversas y complejas.

El concepto de Smart City surge como una necesidad ante el crecimiento en magnitud y complejidad de las ciudades contemporáneas, y ha sido utilizado por diversos proveedores de tecnologías como un mecanismo de incorporación de productos tecnológicos en la ciudad (TICS urbanas). Si bien tales tecnologías son útiles en algunos aspectos, el real concepto de SmartCity tiende a ser pasado por alto. SmartCity debe su importancia al componente holístico, manifestado por su carácter multidimensional y multifacético, en el que a través de la acción participativa y el compromiso ciudadano se logra una convivencia armónica entre la inversión social, capital humano, las infraestructuras y comunicaciones de la ciudad con el desarrollo sostenible de ella, siendo apoyada con el uso intensivo de TICs.

La “ciudad inteligente”, adaptación al idioma español, radica en el tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad urbana que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de los habitantes, sus instituciones y empresas, en el plano económico y los aspectos operativos, sociales y ambientales que ella presenta.

 

Equipo Smart City Usach